El Efecto Mariposa: Porqué los Pequeños Cambios Tienen Consecuencias Drásticas

Foto: Jian Xhin

 

Si fueras un granjero y la fauna local poco a poco consume tus cultivos, ¿Qué es lo que harías para solucionar este problema?

 

En 1958, los líderes chinos acababan de lanzar el “Gran Salto Adelante”, un movimiento que apuntaba a impulsar la economía a través de grandes cambios industriales y agrícolas. Una de las primeras campañas lanzadas en esta iniciativa fue la llamada Campaña de las Cuatro Plagas.

 

El líder Mao Zedong inició esta campaña luego de llegar a la conclusión de que cuatro plagas -los mosquitos, las moscas, las ratas y los gorriones- estaban arruinando los cultivos y debían eliminarse. Los gorriones especialmente fueron culpados por su predilección por los granos.

 

En base a esta conclusión, la población fue llamada a exterminar estas plagas. Se pusieron espantapájaros y banderas rojas para ahuyentar a los gorriones, mientras que al mismo tiempo se establecían zonas autorizadas para dispararles.

 

Un ciudadano registró en su diario que la gente “golpeaba [sus] gongs, tambores, palanganas y cualquier otra cosa que pudiera hacer ruidos fuertes. Los gorriones se vieron obligados a seguir volando hasta que caian muertos por la fatiga “.

 

Sin embargo, después de que miles de estos pajaros fueran muertos, los cultivos curiosamente empezaron a disminuir, en vez de aumentar. En 1960, los científicos descubrieron que las dietas de los gorriones estaban compuestas por tres cuartos de insectos y solo un cuarto de granos. Así que Mao reemplazó al gorrión con las chinches en la lista de cuatro plagas con la esperanza de mejorar la situación.

 

Pero ya era demasiado tarde.

 

Sin gorriones, las poblaciones de langostas se multiplicaron y diezmaron los campos. La situación se volvió tan grave que el gobierno importó gorriones desde la Unión Soviética para tratar de luchar contra esta peste. La combinación de las langostas, el uso indebido de pesticidas y la deforestación causo la Gran Hambruna China, en la que más de 30 millones de personas murieron por inanición.

 

Las Acciones Provocan Reacciones, Pero No Necesariamente Las Que Nosotros Esperamos

 

Cada vez que ejecutamos una acción para tratar de lograr un fin, se produce un resultado. Pero los eventos que suceden podrían no hacerlo de la manera que lo esperamos. Tal como matar a los gorriones llevó a una hambruna, un acto bien intencionado puede dar como resultado algo muy diferente a lo anticipado. Aquí es donde entra en juego la ley de las consecuencias imprevistas.

 

Esta ley establece que intervenir en un sistema complejo puede generar resultados no imaginados, estos pueden ser tanto buenos como malos. Hay tres tipos de consecuencias imprevistas que pueden suceder:

 

Un beneficio inesperado: también conocido como serendipia, un resultado puede generar una situación positiva inesperada. Por ejemplo, los barcos que se hundieron cerca de la costa debido a la guerra o las tormentas crean arrecifes artificiales. Estos atraen a buzos y a pescadores aficionados, generando asi ingresos por turismo, junto con valiosas fuentes de investigación para los científicos.

 

Un obstaculo inesperado: una acción que genera el resultado previsto también puede tener un efecto secundario negativo. Además de la fracasada Campaña de las Cuatro Pestes en China, la prohibición del alcohol en la década del ’20 en los Estados Unidos llevó a muchos proveedores pequeños de alcohol a cerrar, dejando solamente organizaciones delictivas grandes. Estas organizaciones podían suministrar todo el alcohol demandado y asi usar esos nuevos ingresos para otras actividades ilegales.

 

Un resultado perverso: una acción fracasa, empeorando aún más la situación. Un ejemplo es el movimiento para la abstinencia de alcohol en Irlanda del siglo XIX, dirigido por Theobald Mathew. Cientos de miles se comprometieron a no beber alcohol, y esto llevó a incrementar el consumo de éter dietílico, un químico mucho más peligroso, por parte de aquellas personas que no quisieron romper su promesa.

 

En muchos casos, vemos que las personas a menudo se sorprenden con los resultados de algo que han hecho. ¿Por qué Theobald no pudo ver el impacto negativo de su promesa de abstinencia del alcohol?

 

¿Qué es lo que causa que una acción, sin importar cuán cuidadosamente este planificada, conduzca a tales consecuencias inesperadas?

 

Por Qué No Podemos Anticipar el Resultado de Antemano

 

Una razón por la cual pasan consecuencias involuntarias a menudo es que vivimos en un mundo complejo. Cuando es difícil planificar incluyendo todas las posibilidades, muchos factores terminan sin ser considerados. Un cambio que es aparentemente pequeño puede alterar el equilibrio y provocar que otras partes de varios sistemas (ambientales, políticos, sociales, etc.) también cambien como resultado.

 

Además de la naturaleza del mundo en el que vivimos, las consecuencias imprevistas también se deben a errores humanos. Podemos hacer juicios erróneos debido a la falta de conocimiento e investigación, o quedar cegados por un exceso de confianza en nuestras habilidades. Puede ser también difícil especular sobre cómo se van a comportar otros y el impacto de sus reacciones.

 

Otras veces, perdemos el duelo contra nuestras emociones. Actuamos a menudo basados en la gratificación inmediata más que en los beneficios a largo plazo. Emociones, tales como el miedo o la ira, nos dificultan pensar con claridad y pueden hacernos cometer actos que luego lamentamos. Pueden crear un tipo de visión de túnel, generando que logremos una meta que podría tener efectos indeseables.

 

El comprender una situación y a su vez darte el tiempo y los recursos para tomar una decisión correcta puede ayudarte a pensar con claridad sobre el impacto de varias alternativas. Siempre van a existir situaciones imprevistas, pero el ganar experiencia para lidiar con ellas es un paso importante hacia un resultado favorable.

 

Cómo Planificar para las consecuencias imprevistas

 

Hay tres métodos que se pueden usar para evitar los resultados no deseados:

 

1. Análisis histórico.

2. Testeo.

3. Pensamiento racional.

 

Veamos cada uno de estos métodos en profundidad.

 

Estudiar eventos similares en el pasado. Al aprender sobre situaciones similares que sucedieron antes, podemos ser más conscientes de inconvenientes y beneficios. Tal como vimos en la Campaña de las Cuatro Plagas, la alteración del ecosistema conduce a un desequilibrio que cambia la calidad de nuestras vidas. Podemos usar esta información para estudiar cómo un cambio puede dañar o ayudar a otra parte del sistema.

 

Usar una pequeña muestra como prueba. Antes de implementar algo masivamente, podemos probarlo en un ámbito mas pequeño para ver primero los resultados. Los hospitales a menudo usan pruebas, conocidas como estudios piloto, como una forma de probar nuevas tecnologías y métodos sanitarios. Si, como resultado, la atención hospitalaria mejora en el ámbito testeado, los cambios también se implementan en otros hospitales.

 

Pensar. Tomar decisiones confiando exclusivamente en las emociones puede nublar nuestro juicio. Luego esas emociones fuertes y temporarias se debilitarán. Demorar una decisión puede permitir el pensar y ajustar lo que sea necesario. Por ejemplo, hacer algo rápido solo para terminarlo “de una vez por todas” puede ser contraproducente si no se hace correctamente, lo que genera tener que desperdiciar más tiempo y energía.

 

Estos métodos pueden aplicarse en todos los niveles, desde las decisiones que afectan a grupos grandes de personas hasta las que enfrentamos en nuestras vidas privadas.Estas son las formas en las que he implementado estos métodos en mi vida:

 

* Análisis histórico: cuando tomo una decisión importante, como una inversión financiera, aprendo de las experiencias de otras personas para asi saber sobre las consecuencias previstas e imprevistas sobre situaciones similares.

* Estudio piloto: si tengo una historia que creo que sería interesante compartir, primero se la contaré solo a unas pocas personas para asi conocer sus reacciones y comentarios.

* Pensamiento racional: cuando recibo un mensaje importante que necesita una respuesta, espero por lo menos un día antes de enviar mi réplica para asegurar que mi respuesta haya sido bien pensada y sea bien interpretada.

 

Manejando Nuestras Vidas en un Mundo Impredecible

 

Siempre van a haber restricciones que nos impidan conocer todas las consecuencias de nuestras decisiones. El tiempo limitado que tenemos, nuestras restricciones de recursos y la complejidad del mundo que nos rodea hacen que los eventos inesperados sean una parte natural de la vida.

 

Lo más importante es estar atento a todas las posibilidades que pueden surgir. Usando las herramientas a nuestra disposición, podemos hacer lo que esté a nuestro alcance para protegernos contra los resultados indeseables. Al mismo tiempo, tenemos que abrirnos a una potencial serendipia.

 

Enlaces Relacionados

Necesitás plantar ahora las semillas para el éxito

¿Querés lanzar un blog exitoso, con un tráfico soñado, lleno de artículos que realmente hagan la diferencia?

 

Plantá la semilla ahora.

 

¿Querés tener tu propio negocio, con mejores ingresos que los de tu trabajo habitual de 9 a 18 , estableciendo tu propio horario y entrenando a tu propia gente?

 

Plantá la semilla ahora.

 

¿Deseás alcanzar tu máximo nivel físico o mental? ¿Comenzar una familia? ¿Poseer una casa? ¿Escribir un libro? ¿Pintar un mural? ¿Lanzar un álbum? ¿Invertir en empresas? ¿Codificar tu propia aplicación?

 

Tenés que plantar la semilla ahora.

 

Plantar la semilla significa dar esos pequeños pasos, hacer esos pequeños ajustes que van a generar un cambio masivo en el futuro. Plantar la semilla significa aprender una nueva habilidad, tomando la iniciativa.

 

Cuando mirás cuan lejos querés llegar, desde donde estás ahora, puede parecer casi desvastadormente imposible. ¿Cómo obtener $ 1.000.000 cuando todavía ni siquiera llegaste a $ 1000? ¿Cómo calmar tu mente cuando ni siquiera pudiste tomar 5 minutos de tu día para vos mismo?

 

Si realmente empezás, das estos pasos y plantás estas semillas ahora, vas a obtener la recompensa en 3, 6, 12 meses. Pero si no tenés en cuenta las semillas y tratas de alcanzar el objetivo final en su totalidad , nunca vas a pasar del día uno.

 

Entonces, ¿cómo plantar la semilla?

 

Tenés que identificar una tarea pequeña y alcanzable que puedas hacer. Hoy mismo. Hacé un poco de Brainstorming. Imaginá opciones. Y hacelo. Escribí 500 palabras, tomá un curso sobre lo que te apasiona , observá tu respiración por 30 segundos, algo…

 

Y luego convertir esa primera tarea en un hábito permanente. Ejecutala todos los días. Incluso cuando no tengas ganas. También cuando ni siquiera puedas ver que parte juega realmente en el todo. Solo hacela.

 

Plantar la semilla no significa necesariamente construir un plan paso a paso. Se puede hacer, y va a ser de ayuda, pero esto no crea esa chispa inicial que ayuda a impulsar las cosas. Una semilla es algo pequeño, algo tan pequeño que no te va perjudicar iniciar. Es casi demasiado pequeño para notar. Sin embargo…

 

Estoy plantando las semillas en este momento, para lo que yo quiero hacer. Estoy ejecutando esos pequeños pasos. Voy a ver todo crecer y ver como se acerca a mi objetivo.

 

¿Y vos?

 

 

Enlaces Relacionados

La mejor parte de mi día es tomar te y leer

… así es como hago las malditas cosas.

 

Tengo un truco que uso todos los días para mantenerme productivo y no volverme loco. Es casi un ritual, y me ayudó a convertir mi Blog en lo que es hoy , con cientos de miles de lectores mensuales, crear una agencia galardonada y obtener varios logros interesantes.

 

Todos los días, me siento y programo mi hora del té. Bloqueo una hora entera en mi calendario, sin importar cuántos deadlines o temas críticos estén pendientes.

 

En esa hora, me preparo una tetera. Actualmente, estoy tomando té Chai ( NdeT: Te negro con especias de la India ). Me siento en mi sofá con un libro, un resaltador, una lapicera y mi taza de té, para leer, tomar notas, beber mi té, inhalar los aromas y concentrarme solamente en 3 cosas:

 

  • Disfrutar y aprender de mi libro
  • Relajarme bebiendo mi té
  • Evitar todo contacto con la tecnología

 

Esta es mi parte favorita de mi día, todos los días. Ataco mi libro con el resaltador, y me sumerjo en él solamente para …

 

Ser.

 

No hay notificaciones urgentes, nada por lo que tenga que preocuparme o estresarme (porque simplemente no dejo que suceda durante esa hora) y mucho para leer y pensar.

 

Hacer esto me permite:

 

  • Ser más productivo . Me inspiro con lo que estoy leyendo y estoy listo para implementar ideas y aplicar nuevos pensamientos.
  • Estar más relajado y ser capaz de manejar tanto el estrés como la negatividad
  • Ser mas consciente de por qué estoy haciendo el trabajo que hago (creo que es el hecho de que me siento más conectado con lo que realmente amo de la vida perdido en la profundidades de un buen libro y la calidez de una buena taza de té)
  • Estar menos enfocado en la tecnología y en la gratificación instantánea

 

Cuando empece a hacer esto, fue porque estaba jodidamente deprimido.

 

Si sos uno de los que ha leído este blog desde hace algún tiempo, seguramente sabrás que la depresión es algo de lo que nunca he podido escapar. Incluso cuando tengo periodos notablemente positivos y activos, siempre soy muy consciente de que otra mala época podría estar a la vuelta de la esquina.

 

Cuando empecé a reservar tiempo para el té y la lectura, había pasado por un período en el que no había leído un solo libro en más de 6 meses. Estaba viendo porno. Viendo la televisión. Tomando lo que me sobraba de cerveza en mis desayunos. Ese no era un buen cuadro, y no fue una gran experiencia, y yo estaba ok con lo que estaba viviendo, pero sabía que tenía que terminarlo de alguna forma.

 

Así que, inicialmente, comencé solo apagando mi teléfono, mi televisor y mi laptop tratando de sentarme y hacer algo que me hiciera olvidar toda esa basura. Agarré un libro. Y leí. Tenía frío. Así que me hice una taza de té. Y comencé a sentirme mejor.

 

No fue el resultado de tratar de convertir mi vida en algo positivo y no estaba pensando en el ROI de las hojas de té y las páginas del libro. Vino de forma natural, y marcó una gran diferencia. Para mí, esa es la belleza de un hábito diario saludable.

 

Desde que empece a hacerlo, he estado más enfocado, mi mente se ha ampliando constantemente, principalmente por el hecho de estar exponiéndola a nuevas ideas provenientes de nuevos libros en un entorno nuevo (y más positivo). He estado más relajado y listo para trabajar que nunca, sin sentirme influenciado por algún sentimiento extra.

 

Si queres darle una chance, es un hábito diario bastante fácil de seguir …

 

  • Tenés que convertirlo en una prioridad. Una verdadera prioridad. Colocándola por encima de todo lo que tengas que hacer en tu día.
  • Tenes que comprometerte con los 3 límites expuestos. Leer. Beber. Nada de tecnología.
  • Esto, para mí, solo funciona con el té. El café me estimula y el vino me emborracha.

 

Aquí esta un escrito que amo. Es de George Orwell ( el autor de “1984”) sobre cómo hacer té : George Orwell’s 11 golden rules for making tea

 

No sabés nada sobre el te ? Este es un buen comienzo: A Guide to Types of Tea – The Epicentre

 

 

Enlaces Relacionados

Están Hechos los Humanos para Ser Felices ?

Hoy en día, el concepto de la felicidad parece estar presente permanentemente en nuestras mentes.

 

Reflexionamos sobre las cosas que nos dan placer y pensamos en cómo incorporar más de ellas en nuestras vidas. Debatimos sobre cómo lidiar con los trastornos mentales y la depresión. Combatimos la soledad, la crítica y la negatividad regularmente.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 4 por ciento de la población mundial sufre de depresión. Las pérdidas económicas globales llegan a un total de más de 1 trillón de dólares anuales debido a la disminución de la productividad. Cuando la gente se fatiga o se estresa, les resulta mas difícil resolver los problemas que surgen tanto en el trabajo como en el hogar.

 

Si estamos tan obsesionados con la felicidad, ¿Por qué estamos generalmente tan desdichados?

 

Nuestra Obsesión con la Felicidad

 

Irónicamente, nuestra cultura orientada a hacernos mas felices podría ser la fuente de nuestra infelicidad.

 

En un estudio, se pidió a tres grupos de participantes que resolvieran una serie de problemas. Un grupo fue llevado a una “habitación feliz”, llena de libros sobre la felicidad, la motivación y fotos de personas en vacaciones. Aquí, se les pidió que resolvieran una serie de tareas imposibles de hacer.

 

Al segundo grupo también se le pidió que completara el mismo conjunto de tareas, pero en un sala normal, sin libros ni posters. Al tercer grupo se le pidió que completara una serie de tareas diferente en la “habitación feliz”, la diferencia era que las tareas podían resolverse.

 

Al final del estudio, el grupo que no pudo resolver los problemas en la primer habitación tenía tres veces más chances de quedar atrapados rumiando sus errores comparado con aquellos que habían intentado y fallado la misma actividad en la sala común. El primer grupo también tuvo una mayor cantidad de pensamientos negativos. El tercer grupo, que fue el que completo las tareas exitosamente en la primer habitación, no tuvo pensamientos negativos ni tampoco se quedo pensando sobre los problemas.

 

Cuando trasladamos estos hallazgos al contexto de nuestra sociedad, podemos ver cómo nuestro entorno afecta nuestros estados de ánimo. Los anuncios publicitarios generalmente muestran grupos de personas riéndose, nuestros amigos publican imágenes de sí mismos pasando buenos momentos y los mensajes motivacionales nos incentivan a mantenernos optimistas y positivos.

 

Sentirse diferente crea una sensación de aislamiento y soledad. Tal como sucedió a los participantes del estudio, el estar rodeado de felicidad cuando fallamos aumenta nuestra negatividad.

 

La pregunta es entonces: ¿Cómo debería ser nuestro enfoque acerca de la felicidad?
Para responder esto, veamos su origen.

 

El Origen de la Felicidad

 

La felicidad ha sido discutida ampliamente en muchas culturas, desde los antiguos Griegos y Romanos, pasando por las religiones Budistas e Hindúes, e incluso los Vikingos. Los filósofos griegos Sócrates y Platón hablaron de este concepto por primera vez alrededor del año 400 AC, algo que luego Aristóteles proseguiría desarrollando.

 

De forma interesante, la palabra que los griegos usaron para describir este fenómeno fue “eudaimonia”. La primer parte “eu” se traduce en “bueno” y la segunda mitad “daimon” se traduce como “espíritu”. Aunque esta palabra fue traducida como “felicidad”, una mejor manera de describirla seria “humano floreciente” o “buena vida”.

 

Aunque generalmente pensamos de la felicidad como una emoción, alegria o simplemente un impulso para sonreír, los antiguos filósofos veían la felicidad como una virtud. Según Aristóteles, la felicidad consiste en la realización de nuestros propósitos. Para los humanos, esto significa participar en actividades racionales y pensar mientras se vive con honestidad, justicia, coraje y confianza.

 

En la filosofía clásica, la felicidad no se trata de una emoción. De hecho, alguien puede pasar por grandes infortunios y seguir siendo feliz basado en sus acciones y pensamientos. Eudaimonia se trata de vivir bien como ser humano, independientemente de las circunstancias.

 

Esto difiere bastante del concepto moderno de la felicidad. Nosotros tendemos a ver a la felicidad como un estado emocional, donde disfrutamos la excitación de nuestros logros, o nos sentimos a salvo del estrés y el sufrimiento del mundo. Es algo emocionante y euforizante, pero tiende a ser fugaz. La eudaimonia, por otro lado, es un estado perpetuo del ser.

 

Si seguimos la antigua definición griega, la felicidad no era alcanzable por la gran mayoría de las personas. Tomaba entendimiento, disciplina y trabajo duro. Si bien muchos aspiraban a ella, pocos la lograban.

 

Para que están hechos los Humanos

 

Ansiamos satisfacción. Queremos alcanzar un estado permanente de euforia, donde todos nuestros problemas se resuelven y nuestras preocupaciones desaparecen. Aunque es un buen pensamiento, es irreal.

 

Nosotros no podemos permanecer en el mismo estado de ánimo para siempre. Las emociones, naturalmente, tienen altibajos, sin importar los cambios o la falta de ellos en nuestras vidas. Entonces, si no estamos hechos para ser felices, de acuerdo con la definición moderna de la felicidad, ¿Para qué estamos hechos?

 

Consideremos lo siguiente: los humanos no están hechos para ser felices. Los humanos están hechos para sobrevivir.

 

No estamos destinados a quedar atrapados constantemente en un mismo estado emocional. Pensándolo un poco: si estás constantemente satisfecho con el status quo, entonces cualquier motivación que pudieras tener desaparecería.

 

Recordá la última vez que estuviste realmente emocionado por algo. Tal vez te deleitaste cuando recibiste una oferta por tu trabajo soñado, completaste una maratón o te casaste. Tal vez estuviste en un intrépido viaje a Islandia o saliste con tus amigos hasta la madrugada.

 

Queremos que estos momentos duren para siempre. Si pudiéramos, los prolongaríamos por el mayor tiempo posible. Sin embargo, no duran mucho. Incluso si pudiéramos seguir reviviendo nuestros mejores momentos, nos cansaríamos de ellos tarde o temprano. Hacer algo una vez es emocionante. Hacer algo una y otra vez es una rutina. Si bien las rutinas suministran confort y seguridad, también pueden ser mundanas.

 

Eventualmente, vamos a querer más. Nos cansamos de nuestro rol, por lo que aspiramos a un ascenso o a un nuevo trabajo. Salir todo el tiempo se vuelve aburrido, por lo que empezamos a pensar en asentarnos.

 

Cuando pensamos nuestro propósito como supervivencia, la motivación detrás de nuestras acciones adquiere sentido. Tendemos a explorar lo desconocido para traer nuevos conocimientos y recursos para enriquecer nuestras vidas. Emprendemos algo nuevo y, a cambio, esperamos una mejor calidad de vida para nosotros y nuestras familias. Si no cumplimos esa necesidad de experimentar cosas nuevas, entonces nos intranquilizamos.

 

Como resultado, nos esforzamos por lograr cosas, superando obstáculos y dificultades para experimentar un fugaz momento de euforia. Cuando llegamos a ese momento, es emocionante. Pero a medida que pasa el tiempo, esto se calma. Entonces, volvemos al principio de aquel círculo vicioso (o dependiendo de cómo lo veas, círculo virtuoso) de felicidad.

 

Una Forma Realista de Ser Feliz

 

A lo largo de los siglos, la felicidad ha pasado por varias definiciones: fue una acción, una forma de vida y, más recientemente, una emoción. El problema con este última es que las emociones no duran. Las situaciones cambian. Solo podes sentirte satisfecho por un rato.

 

Pero cuando miras a la felicidad desde una perspectiva filosófica, como una forma de pensar y de vivir, podes ser feliz sin importar tu condición. En el pasado prehistórico, la felicidad se alcanzaba ayudando a la tribu a durar otro invierno, ya sea recolectando frutos o ayudando en la cacería. Hoy en día, la felicidad se consigue tratando a los demás amablemente o administrando las finanzas de la familia para ahorrar para la educación de los hijos.

 

Como Buda dijo una vez: “No hay camino hacia la felicidad: la felicidad es el camino”.

 

Sentirse deleitado por lograr un resultado deseado no es el objetivo final. ¿Por qué? Porque los sentimientos de emoción, decepción y tristeza desaparecen eventualmente. Lo único que queda es seguir actuando y creyendo de manera que mejore tu vida y la de los que te rodean.

 

Y si sucede algo que te traiga una sonrisa a la cara, aprecia ese momento mientras dura.

 

 

 

 

Enlaces Relacionados

10 Verdades duras sobre Emprender


Terminalo / No lo hagas perfecto

1. Sólo necesitás hacerlo

Cuando sos un creativo, a menos que tengas la suerte de tener un contrato editorial o que te paguen por publicar periódicamente, no se tiene demasiada  responsabilidad. Es una libertad muy privilegiada, pero es una libertad que tiene un precio.

Esto significa que la mayor parte del tiempo, el mundo seguirá girando si desapareces del planeta y nunca terminas un trabajo. También significa que vos sos el único que puede hacer que termines lo que empezaste.


Porque si no te esfuerzas, todos los días, a levantarte y mirarte en el espejo e ignorar el sentimiento de agotamiento que viene asociado a balancear tu creatividad con la vida cotidiana, podrías llegar a vivir toda una vida creativa sin terminar nada.

2. Algunas personas se hacen ricas emprendiendo. Pero ese no es el punto.


Existen innumerables ejemplos de fundadores de empresas, estrellas del rock y autores de libros juveniles que hicieron toneladas de dinero y no tendrán que trabajar ni un día más en su vida. Ojalá yo fuera uno de ellos, créeme.

Si querés ganar más dinero que Scrooge McDuck ( NdelT:  Rico Mac Pato , el personaje de Disney ), eso está bien. No hay nada malo en eso.

Por supuesto, planifica para ganar dinero. Trabaja para ganar ese dinero.  Obtén el retorno financiero de cualquier éxito que tengas.

Pero si querés construir o crear algo honesto e integro, ya sea un negocio desde cero o un álbum de música japonesa acústica, tenes que ser capaz de dejar de lado ese enfoque.

3. No te van a comprender, pero no importa

Todos queremos que la gente nos entienda, entienda nuestro trabajo y entienda lo que nos impulsa. De alguna forma, el acto de construir algo es un intento de comunicarse en nuestro propio idioma. Ya sea una app, una línea de código o un libro.

Pero nadie habla el mismo idioma que tú. Y la gente no entenderá completamente, leerá entre líneas y añadirá su propia opinión e interpretaciones a todo lo que hagas.

Va a ser frustrante, y te vas a desesperar

Incluso podes llegar a sentirse perseguido cuando la gente te pierda el hilo de lo que hiciste y te quiera colgar con ese mismo hilo . ¿Importa realmente ? De ninguna manera. Todo lo que importa es que escuches lo que te impulsa y crees lo que necesita ser creado.

4. Tener un trabajo es una experiencia de aprendizaje, no un obstáculo

Las empresas pueden tomarse un tiempo para empezar a funcionar, las aplicaciones no siempre son un éxito instantáneo, y tengo noticias para los escritores: incluso Kim Kardashian no puede vender más de 30.000 copias de un libro. La mayoría de nosotros no será capaz de ganarse la vida con lo que hacemos de manera inmediata. Allí es donde empieza a jugar el tener un trabajo.

Cuando todo lo que querés hacer es trabajar en tu propio proyecto y crear algo importante, es frustrante tener que dejarlo de lado todos los días y centrarse en el trabajo cotidiano. El trabajo que pagará las facturas. El trabajo de oficina con el traje incluido o el turno de 9 horas vistiendo un uniforme que odias.

Pero desafío a cualquiera a mostrarme un trabajo del cual no se pueda aprender algo. Di vuelta hamburguesas en McDonald's por 5 años cuando todo lo que quería hacer era pintar patinetas, diseñar sitios web e ir de gira con alguna banda horrible. Eso me enseñó cómo interactuar con la gente, cómo manejar mi tiempo, cómo servir a los clientes, y cómo sorprender y deleitar a la gente cuando no lo esperan.

5. El trabajo que amas podría no ser reconocido

Lo mejor que he escrito, en mi más honesta opinión, es un cuento de 5 páginas sobre mis experiencias de tocar punk rock y las salidas con mis mejores amigos antes de que la vida nos separara. Me encanta, y estoy orgulloso del trabajo. De vez en cuando, cuando lo leo, honestamente siento que no he logrado la misma emoción en cualquier cosa que haya creado desde entonces.

Por desgracia, a todo el que se lo he mostrado no puede soportar  ese escrito. Simplemente no pueden.

Parte de ser capaz de crear algo (y se puede crear cualquier cosa) es ser capaz de aceptar que lo que a uno le importa podría ser odiado por todos los demás.

Cuando John Romero hizo el videojuego Daikatana, estaba creando el juego con el que soñaba jugar. Casi todo el mundo lo detestaba. No sé cómo se siente al respecto ahora o si todavía está tan orgulloso de él como cuando lo hizo por primera vez, pero sí sé que fue muy criticado.

6. Tu peor trabajo podría ser tu legado

La contracara del punto anterior: El trabajo que siempre sentiste que te decepcionó, los diseños, los conceptos y las empresas que nunca estuvieron a la altura de tus sueños podrían ser lo que la gente recuerde de ti. ¿Querés saber por qué?

No podés  controlar la percepción que la gente  tiene sobre su trabajo.

7. Los artistas muertos de hambre son sólo empresarios y creadores sin sentido comercial

Con Internet donde está, no hay ninguna razón por la que no puedas convertir lo que haces en al menos un pequeño flujo de ingresos. ¿Cómo? Tenés que tratarlo como un negocio. Esto es algo en lo que quiero explayarme en un artículo futuro, pero básicamente me refiero a que...

Cualquier cosa puede ser un emprendimiento comercial

Podés tomar cualquier trabajo creativo que estés desarrollando y convertirlo en un negocio si te esforzás lo suficiente. Pero tenes que tratarlo como un negocio. Tener un producto, tener un plan de marketing y entender cómo incrementar los ingresos. Leé “ The $ 100 Startup”. Leé casi cualquier libro sobre como empezar un negocio. No sea un artista hambriento, se un hombre de negocios con talento para la pintura.

8. Cuando quieras abandonar, nadie tratará de convencerte de lo contrario

... De hecho, probablemente se alegrarán. La mayoría de la gente habla sobre Richard Branson, Paul McCartney y J.K. Rowling como si fueran dioses. La mayoría de la gente habla de empresarios y gente creativa en tonos respetuoso y los admira por innovar y tener coraje.

Pero si decís que queres iniciar una empresa o escribir un libro, ellos el tono será diferente.

No sé realmente porque sucede. Ojalá lo supiera. Como regla general, si todos viviéramos nuestras vidas de la manera en que la mayoría de la gente nos dice que lo hiciéramos, seríamos todos ingenieros, abogados y médicos y nunca se publicaría otra novela.

Así que cuando empieces a dudar de tu camino (y seguramente lo harás) hay una buena probabilidad de que tus amigos no te digan que debés seguir adelante.

La única persona que te dirá que no abandones eres tu mismo. Porque la única persona que lo cree sos vos.

9. El talento no significará nada si no terminas nada.

Subtítulo: Siempre. Termina. Lo que hagas.

Esto es algo que me resulta difícil de aceptar. No importa cuán bueno sea lo que yo haga, sólo importa que lo termine.

Mi mantra es: Simplemente ponlo en el aire.

Nunca vas a poder crear tu mejor trabajo si no publicas ningún trabajo. Nunca convertirás tu emprendimiento en algo como Google si al menos no definís una “landing page” ( NdeT:  Página Web a la que se llega después de clickear en un correo electrónico ) con un formulario de registro  y un mínimo concepto de lo que es un MVP ( NdeT:  “Minimum Viable Product” o mínimo producto viable )

Nada tiene que ser perfecto.

Lee esta línea una y otra vez hasta que te lo creas.

Ahora léelo de nuevo hasta que puedas pensar en una mejor manera de expresarlo.

¿Viste? No era perfecto.

Tienes que ser capaz de dejar a un lado tus miedos y tu nervios y comprometerte a publicar tu trabajo, publicar tu música y lanzar tu concepto. Tenes que hacerlo, porque si no lo haces, nunca lograrás lo que queres lograr. Y tus sueños morirán. Y probablemente te conviertas en un tonto.

10. Sos tan bueno como tu último intento. Hacé que cada uno de ellos tenga sentido

Terminar y publicar cosas imperfectas no es una excusa para no esforzarse.

No hay excusa para no esforzarse.

No hay ninguna razón aceptable para legar que no esté lo suficientemente trabajado

 

 

Enlaces Relacionados

Bienvenido al Segundo Renacimiento

Ajusten los cinturones de seguridad porque las cosas se van a poner… diferentes…

 

Las cosas están cambiando. Es decir, realmente cambiando, ahora más que nunca.

 

Fue en 1946 cuando se completó la primera computadora digital. Esta ocupaba 600 metros cuadrados y pesaba aproximadamente cincuenta toneladas.

 

Ahora, menos de un siglo después, cada uno de nosotros es dueño de una computadora que es más poderosa, más versátil y mucho más avanzada … y cabe en nuestro maldito bolsillo.

 

Las cosas que han pasado a lo largo del siglo XX y que siguen pasando en el siglo XXI son eventos que han ocurrido en el transcurso de una vida, pero que tendrán un gran impacto en el futuro sobre varias generaciones.

 

Nos estamos acercando a horizontes nebulosos e inexplorados y todos podemos percibirlo. La humanidad está mirando dentro de la boca de un cañón cargado de futuro, un futuro donde la posibilidad de destrucción y salvación a una escala global nunca ha sido tan prevalente o tan probable.

 

Es una época en la que todas las reglas están siendo re-escritas, donde los sistemas vigentes son cuestionados y re-elaborados, y donde se redefine fundamentalmente lo que significa ser un humano. Vivimos en el momento más excitante de la historia de la humanidad. Es un tiempo de innovación, contemplación, descubrimiento y conectividad.

 

Es, sin dudas, un segundo renacimiento.

 

Una Breve lección sobre Qué es Lo Que Define a Un Renacimiento

 

La palabra Renacimiento es derivada de una palabra francesa que significa resurrección, y generalmente es mas usada para referirse a la fase de la historia europea entre los siglos XIV y XVI, que significaron una nueva era y un renacimiento de las artes clásicas y la intelectualidad de las Antiguas Grecia y Roma.

 

También hubo una masiva agitación social en esta época , definida por la invención de la imprenta de Gutenberg (1450), el “descubrimiento” de América (1492), el descubrimiento de Vasco da Gama de una ruta marítima directa que abrió el comercio con Asia ( 1497), y las teorías de Copérnico sobre un sistema solar heliocéntrico (1510), solo por nombrar algunos ejemplos.

 

Este súbito y repentino desplazamiento de la estructura social asociado con un florecimiento masivo del arte, la ciencia y la literatura , revitalizaron la cultura Europea y la cambiaron fundamentalmente para siempre.

 

Y esto es exactamente lo que estamos viendo hoy en día, solo que esta vez, está ocurriendo a escala global.

 

Arte, Ciencia, Literatura y la Era Digital

 

Con la innovación de Internet y la creación de las redes sociales, el arte, la ciencia y la literatura nunca han sido tan fáciles de compartir ni tan accesibles.

 

A través de plataformas como Instagram, Twitter, Tumblr, Facebook, Youtube, Medium, etc., creadores, innovadores y pensadores de todo tipo y clases sociales nunca, y quiero poner énfasis en esto, NUNCA tuvieron la libertad de compartir sus creaciones e innovaciones con el mundo de la manera que es posible hoy en día.

 

Los músicos ya no tienen que estar encadenados a contratos de las grandes marcas discográficas para poder ganar notoriedad, los autores ahora tienen la capacidad de auto-publicarse y auto-promocionarse sin la necesidad de editoriales o contratos, y los emprendedores tienen un entorno abierto para conectarse y contactarse con aquellos que comparten una visión similar y habilidades complementarias para realizar sus ideas.

 

Esta lista sigue y sigue y sigue.

 

De hecho, la gente en general nunca tuvo la libertad de compartir (o acceder) a la información de la forma a la que es posible hoy en día.

 

Cuando sucede algo remotamente significativo, ya sea negativo o positivo, es casi seguro que aparezca en la página principal de Reddit o en tu cuenta de Twitter minutos después de que ocurra. Estas al tanto de todo en el momento que sucede, recibiendo actualizaciones en vivo de un evento por parte de las personas involucradas o de quienes se encuentran en las cercanías a medida que se desarrolla.

 

Google y Youtube nos permiten tener la respuesta a casi cualquier pregunta que pudiéramos tener segundos después de formularla, y con tutoriales para casi todo tópico , habilidad u oficio existente , podes auto-enseñarte cualquier cosa a un nivel básico e incluso volverte un experto.

 

Las aplicaciones como Skype nos permiten atravesar fronteras y hablar cara a cara con alguna persona (o muchas de ellas) a medio mundo de distancia solo apretando un botón.

 

Nuestra libertad para adquirir, compartir y debatir información se ha vuelto prácticamente ilimitada.

 

Casi nunca contemplamos lo que esto significa porque es una gran parte de nuestra vida cotidiana y ya nos hemos acostumbrado. Pero si te tomas un momento para detenerte y pensar en su significado, es algo completamente surrealista.

 

Es como si cada uno de nosotros actuara como una neurona, transmitiéndose señales entre sí vía Internet, a través de lo que se está convirtiendo básicamente en una mente-colmena o una conciencia unificada.

 

 

Y si esto no demuestra un gran cambio y renacimiento, no sé qué cosa podría serlo.

 

 

 

 

Enlaces Relacionados

Expandirse sobre lo que ya funciona – Cómo generar varios flujos de ingresos desde una única idea

“Hay algo delicioso en escribir las primeras palabras de una historia. Nunca se sabe dónde te van a llevar”. – Beatrix Potter

 

Desde la publicación de “La Historia de Peter Rabbit” ( “The Tale of Peter Rabbit” ), esta serie ha vendido más de 150 millones de copias en docenas de idiomas. Innumerables niños han crecido leyendo las encantadoras aventuras de Peter y sus amigos.

 

Lo que no es conocido por muchos es la historia detrás de la serie.

 

Beatrix Potter nació en Londres en el año 1866. Ella y su hermano menor se criaron bajo la influencia de padres artistas, que disfrutaban de la naturaleza y pasaban los veranos en el campo. Ambos crecieron rodeados de mascotas tales como conejos, ratones, ranas y lagartos.

 

Beatrix Potter estaba fascinada con la naturaleza. Desde pequeña, ella dibujó y estudió diferentes plantas y animales. Aun cuando ella nunca tuvo una educación formal, era evidente por parte de su profesora de arte y de sus institutrices que ella era inteligente y curiosa.

 

De a poco, sus bocetos evolucionaron hasta convertirse en hermosas acuarelas e ilustraciones. En la década de 1890, ella se interesó en el campode la micología. Potter desarrolló su propia teoría sobre la reproducción de los hongos y produjo un trabajo para presentar a la Sociedad Linneana. Aunque el documento nunca fue publicado, los dibujos han sido usados y contribuyeron al estudio de esta ciencia.

 

Potter dibujó ilustraciones de sus historias favoritas y cuentos de hadas junto con sus bocetos de la naturaleza. Ella y su hermano comenzaron a crear tarjetas de felicitación para vender, y luego también vendieron ilustraciones y versos a una empresa Editorial. Estos éxitos tempranos la animaron a crear sus propias historias.

 

La creación de Peter Rabbit

 

Mientras estaba en vacaciones, Potter envió cartas con bocetos a sus amigos. En una de estas cartas, contaba la historia de cuatro pequeños conejos: Flopsy, Mopsy, Cottontail y Peter. Esto se convertiría luego en la base de la carrera de Beatrix Potter y de la  popular serie infantil.

 

Después de que su libro fuera rechazado por varias editoriales, ella decidió publicar 250 copias con su propio dinero para sus amigos y familiares. Esto tuvo un gran éxito. Frederick Warne & Co., que inicialmente había rechazado su libro, ofreció publicar la historia con la condición de que las ilustraciones fueran a color.

 

The Tale of Peter Rabbit, publicado en 1902, se convirtió instantaneamente en un best seller y 23 cuentos fueron publicados durante la siguiente década contando las aventuras de Peter Rabbit y sus amigos. Los niños veneraban estos libros por su ilustraciones pintorescas, las representaciones de la vida rural y las narraciones animadas.

 

Sin embargo uno de los aspectos más interesantes sobre Beatrix Potter, era su habilidad para hacer negocios. Fue Potter la que sugirió la idea de crear y patentar un muñeco de Peter Rabbit en 1903 , convirtiéndolo en el personaje literario licensiado más antiguo.

 

Ella continuó creando otros productos, incluyendo juegos de té temáticos de Peter Rabbit , ropa, juegos de mesa y juguetes. También se vendieron libros para colorear y guías, todo bajo la licencia de Frederick Warne & Co. Este “merchandising” derivado y los propios libros proporcionaron grandes ganancias tanto para Potter como para su editorial.

 

Con un ingreso sólido en mano, Potter pudo comprar tierras cultivables en el Distrito del Lago en Inglaterra. En su nuevo hogar, ella se convirtió en una referente en los esfuerzos de conservación de las tierras contra los desarrolladores urbanos. Beatrix también compró granjas que luego restauró y preservó. Junto con su esposo, ella se convirtió en una gran criadora de ovejas, poseyendo miles de ellas y experimentando con diferentes remedios caseros para sus diversas enfermedades.

 

Cuando Beatrix Potter falleció en 1943, dejó más de 4.000 acres de tierra, granjas, cabañas y ganado para el National Trust, la mayor donación realizada hasta ese momento. Mientras ella todavía sigue deleitando a los niños con sus historias aún hoy, no hay que olvidar que también ha dejado su huella en la micología, la preservación de la naturaleza y la agricultura.

 

El artista y sus obras

 

Recientemente, visité una galería de arte local. El artista trabaja predominantemente con tinta para crear pinturas abstractas a gran escala inspiradas por la naturaleza. Pinceladas amplias y profundas de colores contrastantes son usadas para evocar emociones de admiración, curiosidad y reflexión.

 

Aunque la galería está llena de piezas originales listas para la venta (y algunas pinturas personales que no lo están), el artista ofrece crear trabajos por encargo que son unicos. Hay también “merchandise” que esta disponible, como impresiones, libros y ropa. Adicionalmente ofrece lecciones de pintura y de la historia del arte.

 

Además de esto, este artista alquila sus obras de arte a otras galerías, museos y organizaciones. A cambio, presenta y promueve obras de arte de otros artistas en su galería, creando asi una fuente de ingresos y una oportunidad para conectarse con sus pares.

 

Aunque es un artista, el no solo crea pinturas para vender. De hecho, solventa un conjunto amplio de necesidades para:

 

– Alguien que disfruta coleccionar arte o artículos relacionados con el arte
– Artistas aspirantes que buscan perfeccionar su oficio
– Aficionados que quieren aprender más sobre el arte, su historia y cultura
– Artistas que quieren promover su trabajo
– Organizaciones que quieren mostrar alguna pintura

 

Diferentes personas y organizaciones tienen diferentes necesidades y deseos. Por ejemplo, un aficionado preferiría tomar una lección sobre la historia del arte antes que alquilar una pintura, mientras que un curador estaría más interesado en encontrar una pieza adecuada para un museo que en comprar materiales artísticos. Al abastecer estas diferentes necesidades, el artista puede aumentar sus fuentes de ingresos mientras mantiene su medio de vida.

 

La mejor parte de este proceso es que el artista puede usar un conjunto de habilidades para servir a una gran variedad de personas. De manera similar, Beatrix Potter tomó una buena idea, una historia ilustrada sobre los animales en el campo, y pudo ampliarla para incluir más historias, “merchandise” y juegos.

 

Todo se reduce aencontrar algo que funciona y hacer más de eso.

 

Flujos de Ingresos Directos e Indirectos

 

Tendemos a pensar las cosas de una manera lineal.

 

Generalmente seguimos una carrera, esperando tener que hacer el mismo tipo de trabajo mas tarde. Tomamos las obligaciones que nos da nuestra posición laboral , cumpliendo estrictamente lo que se espera de nosotros. Cuando fallamos en alcanzar una meta, consideramos todos nuestros esfuerzos desperdiciados y olvidamos las lecciones aprendidas en el camino.

 

Pero como se vió anteriormente, hay muchas maneras de usar una misma idea o habilidad. Una historia sobre un conejo se convirtió en una serie de historias similares, “merchandising” autorizado, y eventualmente, un medio para fomentar la agricultura y la preservación de tierras. Ser un artista también puede convertirse en un conducto para compartir conocimientos relativos al arte, conectarse con otros y promover cambios positivos en la sociedad.

 

Game of Thrones es uno de las series más exitosas de la historia. Mientras que genera grandes ingresos directos mediante los 18,4 millones de espectadores que ven cada episodio, son los ingresos indirectos de más de 60 licencias lo que crean todavía más ventas y fortalecen la marca. Es un ciclo virtuoso en el que el programa fomenta la venta de productos, mientras que los productos refuerzan la popularidad del programa.

 

Pensemos: ¿Qué tipos de productos podrian ser creados por un programa popular?

 

Si imaginabas juguetes, ropa y libros para colorear, estas son solo algunas de lasposibilidades. Algunas ideas únicas incluyen galletas temáticas, la cerveza “Iron Throne”, collares de talismán e incluso un libro de enseñanza para aquellos que quieran aprender Dothraki.

 

En definitiva, se trata de satisfacer las necesidades de las personas. Si bien el creador se beneficia junto con el consumidor, esto sucede porque el creador le da a la gente lo que la gente busca.

 

Expandirse sobre lo que ya funciona

 

Si encontras un concepto o servicio que tiene impacto en la gente, entonces se puede desarrollar todavía mas.

 

Se puede colaborar con otros para crear algo nuevo, de manera similar a cómo Game of Thrones trabajó con una empresa de pastelería para producir las galletas temáticas. Incluso podes basarte en un personaje popular para crear más productos y servicios, tal como lo hizo Beatrix Potter con su serie Peter Rabbit.

 

Una florista que conozco se asocia frecuentemente con spas y marcas de cosméticos para crear regalos. Uno de sus artículos más vendidos es un ramo de rosas junto con un juego de combinaciones de letras, por lo que ella comenzó a ofrecer variaciones de este producto.

 

Lo bello es que muchas ideas adicionales pueden surgir de una sola idea original. Como dijo Beatrix Potter, “Hay algo delicioso en escribir las primeras palabras de una historia. Nunca se sabe a dónde te van a llevar “. Lo mismo puede decirse acerca de el acto de generar ideas. Nunca se sabe a dónde te llevarán.

 

 

 

Enlaces Relacionados

¿Son los libros mejores que la televisión?

Cómo ambos nos afectan en diferente manera

 

En general se tiene la percepción de que los libros son buenos, mientras que la televisión no lo es. Luego de pasar un día acurrucado con un libro sos un intelectual, pero si pasas un día viendo tu programa favorito te convertís en un adicto a la televisión.

 

De manera similar a conceptos a como “el caramelo te da caries” y “tomar sol es malo para nuestra piel”, es conocimiento popular que leer libros es bueno. Aumenta tu cultura general y te hace pensar. En cambio ver televisión mata nuestras neuronas.

 

¿Por qué es así? ¿Por qué mirar televión no puede ser tan educativo como leer un libro? Por ejemplo: ¿Ver Game of Thrones, te hace perder algo de inteligencia mientras que la lectura de  libros hace exactamente lo opuesto?
Después de todo, hay todo tipo de libros. Algunos buenas y otros mal escritos. Lo mismo pasa con los programas de la televisión. ¿Es el escenario tan simple como el categorizar libros como buenos y la televión como mala?

 

Que dice la ciencia acerca de los libros y la televisión

 

En 2013, se realizó un estudio en la Universidad de Tohoku en Japón. Un equipo liderado por Hiraku Takeuchi examinó los efectos de la televisión en los cerebros de 276 niños, incluyendo la cantidad de tiempo que pasaron viendo televisión y sus efectos a largo plazo.

 

El investigador Takeuchi encontró que mientras mas tiempo pasaban los niños mirando TV, las partes del cerebro asociadas con los niveles de excitación y agresión se volvian más prominentes. El lóbulo frontal también se volvia mas grueso, algo que disminuye la capacidad de razonamiento verbal.

 

Mientras mas horas de televisión miraban los chicos, más bajos eran los resultados que tenian en las pruebas verbales. Este tipo de efectos negativos en el cerebro ocurrieron independientemente de la edad, género y antecedentes económicos.

 

En el mismo año, se realizó un estudio sobre cómo la lectura de una novela afectaba al cerebro. Gregory Burns y sus colegas de la Universidad de Emory querían ver los efectos antes y después de la lectura a través tecnología de Resonancia Magnética.

 

A los estudiantes universitarios se les pidió que leyeran “Pompeya” de Robert Harris, un thriller basado en la erupción del Monte Vesubio en Italia. El libro fue elegido debido a su potente narración y por tener una trama dramática basada en hechos reales.

 

Después de leer esta novela, los estudiantes habían aumentado la conectividad en partes del cerebro que estaban relacionadas con el lenguaje. También hubo una mayor actividad en la región sensorial del cerebro, lo que sugiere que los lectores experimentaron sensaciones similares a las de los personajes del libro.

 

También hay efectos a largo plazo al leer libros. La lectura mantiene tu mente alerta y retrasa el deterioro cognitivo en los ancianos. La investigación incluso encontró que la enfermedad del Alzheimer es 2,5 veces menos probable que aparezca en personas mayores que leen regularmente, mientras que la televisión se presentó como un factor de riesgo.

 

Seis minutos de lectura pueden reducir los niveles de estrés en un 68 por ciento, según investigadores de la Universidad de Sussex. La lectura superó otras actividades de relajación, incluyendo escuchar música (61 por ciento), beber té o café (54 por ciento), y dar un paseo (42 por ciento).

 

Por que estas actividades tienen efectos opuestos

 

Hasta este punto, la lectura parece mucho mejor que mirar televisión: Podemos ver que calma la ansiedad, aumenta el lenguaje y la capacidad de razonamiento , e incluso permite mantenerse ágil mentalmente a medida que se envejece. Al contrario, la televisión, tiene el efecto opuesto.

 

Pero todavía no hemos visto por qué pasa esto.

 

Veamos primero un estudio sobre cómo los niños preescolares y pequeños interactúan con sus madres en ambas actividades.
Los resultados mostraron que al ver televisión se reduce ligeramente la cantidad y calidad de la interacción entre madre y niño. Durante un programa de televisión educativa, las madres tenían poco para comentarle a sus hijos, y si lo hicieron, no estaba relacionado con lo que los hijos decían.

 

Por otro lado, al leer libros juntos ellos aumentaron la cantidad y la calidad de la comunicación. Las madres tenían más chances de hacer preguntas a sus hijos, responder a lo que ellos decian y a sus preguntas e incluso podian explicar conceptos con mayor detalle.

 

Más allá de lo anterior, el problema no esta sólo relacionado a la calidad del programa de televisión o el libro. Parece ser que la naturaleza de las actividades en sí mismas es lo que causa las diferencias.

 

La televisión está diseñada para ser pasiva. Después de poner un programa que te gusta, vos podes sentarte y ver como se desarrolla todo sin ningun esfuerzo de tu parte. Hay menos probabilidades de detenerse a reflexionar sobre lo que esta pasando.

 

La televisión también presenta ideas y personajes a un nivel superficial. Los programas no se dan el lujo de describir o explicar las situaciones en gran detalle, ya que necesitan mantener a sus espectadores entretenidos desde un punto de vista visual. Los programas de televisión tienen justamente un ritmo rápido para evitar que la gente cambie el canal.

 

Los libros, por el otro lado, son una forma más proactiva de entretenimiento y aprendizaje. El lector tiene que concentrarse en lo que se dice y pensar en los conceptos presentados en el libro. Cuando leemos, estamos obligados a usar nuestra imaginación para completar lo que falta.

 

Los libros también tienen la ventaja de poder describir todo con mayor profundidad. Mientras que la televisión se compone principalmente de diálogo entre los personajes, en los libros se puede llevar a los lectores a través de diversas escenas, los pensamientos de personajes y generalmente proporcionan un dialogo más completo.

 

Ahora que hemos visto los beneficios de la lectura, ¿Cómo podemos incorporar más de ella en nuestras vidas?

 

Alejarse del entorno habitual

 

Si estás constantemente pegado a tu televisor, es en gran parte debido a tu entorno. Integrate con personas que hablan de programas de televisión y tendrás más chances de verlos. Ubicate cerca del control remoto y se hace más fácil encenderla. Encendela ni bien llegues a tu casa y esto se convertirá en un hábito.

 

¿Cómo se puede pasar de mirar televisión a leer algo que te ayudará a crecer como persona?

 

Lo primero que se puede hacer para romper el hábito es cambiar tu entorno. Estar en el mismo lugar por mucho tiempo te influye a seguir haciendo las mismas cosas. Pero vas a un lugar completamente nuevo e inmediatamente se abandonan los viejos hábitos.

 

Por ejemplo, si viajás a otro lugar, tenes que adaptarte inmediatamente y crear hábitos diferentes. Estás expuesto a una forma de vida diferente, y tus actividades cotidianas cambian drásticamente. El viejo hábito de mirar televisión puede variar fácilmente de 5 horas al día a cero cuando estas en un nuevo ambiente.

 

Aunque no sea factible mudarse definitivamente a un nuevo sitio , es posible tomar un pequeño descanso en tu rutina. Tomarse un tiempo y viajar da una diferente perspectiva sobre la vida cotidiana, y te obliga a desarrollar nuevas rutinas. Cuando vuelvas a tu casa, se puede empezar con nuevos hábitos.

 

También podes cambiar tu ambiente reorganizando tu espacio actual. Usando el concepto de señales ambientales, yo recomiendo configurar un espacio de oficina y entretenimiento de manera tal que sea más fácil hacer actividades productivas.

 

Elegí los libros adecuados

 

El próximo paso que se puede dar es elegir el tipo de libro que te de el mayor beneficio. Si existe la opción entre un e-book y un libro convencional, hay que elegir el segundo.

 

Aquí tenemos algunas razones sobre el porque los libros en papel son mejores:

 

  1. Los lectores que utilizan libros en papel tienen una mayor facilidad para recordar el contenido que los usuarios de libros electrónicos. Los libros tradicionales ofrecen una sensación de progreso a medida que se avanza por sus páginas, junto con una mayor inmersión (es decir, no se puede hacer clic para navegar lejos del libro), lo cual es clave para absorber la información.
  2. La luz de los e-readers interfiere con los patrones de sueño, mientras que los libros de papel en realidad te ayudan a dormir mejor (Nota: Los lectores retroiluminados son una excepción ).
  3. Usar dispositivos electrónicos como e-readers está relacionado con niveles más altos de tensión y depresión. Los libros tradicionales, por otro lado, ayudan a reducir el estrés.

 

Si no estas seguro de cuándo programar alguna lectura, trata de reservar tiempo por la mañana o al finalizar el día.

 

A mí me gusta dedicar media hora antes de dormir para leer un libro. No es mucho tiempo, y también me ayuda a relajarme.

 

Durante el día, a menudo llevo un libro cuando salgo en caso de que tenga que esperar o por si tengo un poco de tiempo libre.

 

Si no sabes que leer, podes intentar ver mi lista de libros y ver que es lo que te interesa. He descubierto que leer un buen libro me ayuda a desestresarme y me da nuevas ideas para progresar.

 

Si los libros te recuerdan esos tristes momentos de lectura obligatoria en la escuela, tratá de elegir un libro sobre algún tema que te interese. Creo que vas a encontrar que la lectura ayuda tu crecimiento personal en formas que la televisión no puede reemplazar.

Enlaces Relacionados

ARTÍCULO ORIGINAL en idioma inglés
AUTOR: Melissa Chu

Marketing es Percepciones

Se supone en general que el producto ganador en cualquier mercado vertical, lo es porque es el mejor. La gente piensa que si un producto falla, es porque no fue lo suficientemente bueno. Bien, francamente, esto es completamente incorrecto.

 

Tanto el éxito como el fracaso de un producto tiene menos que ver con que tan bueno es realmente, y mucho más con la forma en la que es percibida por su público objetivo y grupo demográfico adecuado.

 

Tomen el nuevo iPhone como ejemplo. No importa si Android es mejor que iOS en cualquier cosa. Todo lo que importa es que iOS es percibe como de alta gama y es más popular.

 

La percepción acerca de este sistema operativo proviene de varias fuentes – entre las que están las celebridades que lo usan, el legado de Steve Jobs, otros productos de Apple, la calidad de su construcción y el diseño de las carcasas que alojan este sistema operativo.

 

Este y otros factores ayudan a reforzar la percepción de que iOS es el mejor sistema operativo, sin importar la opinión de alguien que este realmente calificado.

 

Esto no debería ser una noticia impactante, es uno de los principios más básicos del marketing y ha sido ampliamente aceptado desde el nacimiento de los negocios.

 

Esta es una cita de Pamela Miles Homer, de la revista Journal of Business Research:

 

El “significado” de una marca reside en la mente de los consumidores, basado en lo que ellos han aprendido, sentido, visto y oído a lo largo del tiempo (por ejemplo, D. Aaker, 1991; Keller, 1993, 2003). Estos “significados de marca” incluyen beneficios funcionales, utilitarios, económicos y racionales; y las asociaciones con propiedades hedónicas y sensoriales como imagen y personalidad de la marca.

 

Cuando se está tratando de comercializar algo, es lo mismo: No hay que tener el mejor producto, todo lo que se necesita es que la gente lo perciba como el mejor, basado en cómo ellos lo perciben, tu historia haciendo otros productos, el precio actual, sus puntos negativos o las percepciones de tus competidores y así sucesivamente.

 

Por lo tanto, si estuvieras generando una aplicación para tomar notas, el objetivo no es crear una aplicación que sea mejor , como producto , que Evernote o OneNote. Es, construir una percepción de superioridad, ya sea a través de su adopción por parte de “generadores de influencia” ( celebridades ), vendiéndolo más caro (créanlo – esto realmente funciona), descripciones poco habituales o usos alternativos, etc.

 

Pensemos por ejemplo en Elon Musk.

 

Como resultado de la percepción como genio que se tiene de él, el éxito de Tesla y su capacidad de impulsar ideas locas y hacerlas funcionar, cualquier producto o empresa que el cree se va a percibir como una de calidad superior que la de muchos de sus competidores.

 

Eso no necesariamente significa que el producto es o será mejor, pero le dará una gran ventaja, y una mejor oportunidad de ganar, gracias a como es percibido.

 

Lo mismo ocurre a la inversa. Si Steve Jobs hubiese sido el que anuncio el Apple Watch, la reacción sobre este producto hubiese sido enormemente diferente a la que hubo cuando Tim Cook lo anuncio. Esto es porque la percepción sobre el reloj surgió, en parte, del Apple de Tim Cook y del mismo Cook. El Apple de Cook se compara ( a menudo negativamente ) con el Apple de Steve Jobs, estableciendo así las percepciones de la gente.

 

La forma en que tu producto es percibido dependerá no sólo de cómo es comercializado, sino que también como comercializas todos los demás aspectos de tu empresa, tus usuarios, tus casos de éxito e incluso vos mismo.

 

Hay que ir mucho más allá en marketing que tener un solo gran producto y presentárselo a la gente.

Enlaces Relacionados


ARTÍCULO ORIGINAL en idioma inglés ( en formato PDF )
AUTOR: Jon Westenberg

Tu trabajo cotidiano no tiene porque matar tu creatividad

Ignora los mitos de los “Millenials”. Así es como la gente a lo largo de la historia ha demostrado que tener un trabajo diario puede informar e incluso inspirar su creatividad.

 

¿Cuántas veces durante esta semana pensaste, sentiste o dijiste: “Ojalá tuviera más tiempo?”

 

El tiempo, o nuestra carencia de él, es una obsesión contemporanea, ¿correcto? Todos deseamos tener más tiempo , deseamos tener más control sobre el tiempo y también deseamos que nuestra necesidad de hacer dinero no nos tomase tanto de él.

 

Porque si tuviésemos más tiempo, ENTONCES escribiríamos ese libro, nos iríamos a ese viaje o comenzaríamos ese proyecto. Por supuesto que lo haríamos: Si sólo tuviésemos más tiempo.

 

Y tiene sentido pensarlo.

 

Los trabajos pueden ser agotadores. Las personas aburridas y abatidas que ves en el tren suburbano son un testimonio vivo de eso. Es tan fácil sentir que tu vida es sólo un continuado de sueño, trabajo, repetición… frustrante.

 

¿Pero qué sucedería si  decidís comenzar a ver tu trabajo como una oportunidad en lugar de una restricción ?

 

¿Qué pasaría si tu falta de tiempo fuera, de hecho, una estructura mental?

 

¿Y si  tu trabajo cotidiano no es el que te retiene, sino tu mismo?

 

T.S. Eliot escribió The Waste Land mientras trabajaba como banquero, porque le gustaba el hecho de que sus actividades creativas no estuvieran siendo anuladas por la necesidad de ganarse la vida. Kurt Vonnegut fue publicado mientras trabajaba como vendedor de automóviles. Lewis Carroll fue en realidad un matemático de tiempo completo llamado Charles Lutwidge Dodgson. J. R. R. Tolkien pasó toda su vida trabajando en el mundo académico. El señor de los anillos fue su actividad alternativa.

 

Kate White, que es mi ejemplo favorito de los tiempos modernos, fue la editora en jefe de la revista Cosmopolitan y, en su tiempo libre, escribió siete (sí, siete) novelas de suspenso que figuraron entre las más vendidas. Si esto no es una prueba de que un trabajo exigente realmente puede darle un mejor flujo de pensamiento, entonces no sé qué es.

 

¿Y qué sobre los que crean gracias,  y no a pesar , de su trabajo ?

 

Charles Bukowski escribió prosa brillante sobre personajes cotidianos y sin futuro porquefue cartero. Charlotte Bronte creó los ásperos mundos de Jane Eyre y Villette porque fue una institutriz.

 

Esto es así: Los trabajos cotidianos pueden incluso inspirar un proyecto creativo. porque lo que mata tu creatividad no es el trabajo sino tu mismo.

 

Y si esos malditos hicieron magia durante sus momentos libres, entonces yo también puedo, y vos también.

 

No estoy diciendo que sea fácil. No lo es. Ser más consciente de tu tiempo y establecer límites con tu trabajo diario es difícil. Pero es posible, si realmente se quiere que lo sea.

 

Es posible agregar 30 minutos de ejercicio a tu día, ya que realmente da más energía. Es posible despertarse 30 minutos antes para que puedas escribir en tu mejor momento mental, en lugar de dárselo  a tu bandeja de entrada desbordante de correos electrónicos. Es posible decir que no a las cosas que realmente no se quieren hacer. Es posible ser consciente de como se gasta tu energía y tomar parte de ella para vos mismo… Es posible….

 

Tu trabajo cotidiano sólo te define, o restringe, siempre que lo permitas.

Enlaces Relacionados


ARTÍCULO ORIGINAL en idioma inglés
AUTOR: Bianca Bass