La mejor parte de mi día es tomar te y leer

… así es como hago las malditas cosas.

 

Tengo un truco que uso todos los días para mantenerme productivo y no volverme loco. Es casi un ritual, y me ayudó a convertir mi Blog en lo que es hoy , con cientos de miles de lectores mensuales, crear una agencia galardonada y obtener varios logros interesantes.

 

Todos los días, me siento y programo mi hora del té. Bloqueo una hora entera en mi calendario, sin importar cuántos deadlines o temas críticos estén pendientes.

 

En esa hora, me preparo una tetera. Actualmente, estoy tomando té Chai ( NdeT: Te negro con especias de la India ). Me siento en mi sofá con un libro, un resaltador, una lapicera y mi taza de té, para leer, tomar notas, beber mi té, inhalar los aromas y concentrarme solamente en 3 cosas:

 

  • Disfrutar y aprender de mi libro
  • Relajarme bebiendo mi té
  • Evitar todo contacto con la tecnología

 

Esta es mi parte favorita de mi día, todos los días. Ataco mi libro con el resaltador, y me sumerjo en él solamente para …

 

Ser.

 

No hay notificaciones urgentes, nada por lo que tenga que preocuparme o estresarme (porque simplemente no dejo que suceda durante esa hora) y mucho para leer y pensar.

 

Hacer esto me permite:

 

  • Ser más productivo . Me inspiro con lo que estoy leyendo y estoy listo para implementar ideas y aplicar nuevos pensamientos.
  • Estar más relajado y ser capaz de manejar tanto el estrés como la negatividad
  • Ser mas consciente de por qué estoy haciendo el trabajo que hago (creo que es el hecho de que me siento más conectado con lo que realmente amo de la vida perdido en la profundidades de un buen libro y la calidez de una buena taza de té)
  • Estar menos enfocado en la tecnología y en la gratificación instantánea

 

Cuando empece a hacer esto, fue porque estaba jodidamente deprimido.

 

Si sos uno de los que ha leído este blog desde hace algún tiempo, seguramente sabrás que la depresión es algo de lo que nunca he podido escapar. Incluso cuando tengo periodos notablemente positivos y activos, siempre soy muy consciente de que otra mala época podría estar a la vuelta de la esquina.

 

Cuando empecé a reservar tiempo para el té y la lectura, había pasado por un período en el que no había leído un solo libro en más de 6 meses. Estaba viendo porno. Viendo la televisión. Tomando lo que me sobraba de cerveza en mis desayunos. Ese no era un buen cuadro, y no fue una gran experiencia, y yo estaba ok con lo que estaba viviendo, pero sabía que tenía que terminarlo de alguna forma.

 

Así que, inicialmente, comencé solo apagando mi teléfono, mi televisor y mi laptop tratando de sentarme y hacer algo que me hiciera olvidar toda esa basura. Agarré un libro. Y leí. Tenía frío. Así que me hice una taza de té. Y comencé a sentirme mejor.

 

No fue el resultado de tratar de convertir mi vida en algo positivo y no estaba pensando en el ROI de las hojas de té y las páginas del libro. Vino de forma natural, y marcó una gran diferencia. Para mí, esa es la belleza de un hábito diario saludable.

 

Desde que empece a hacerlo, he estado más enfocado, mi mente se ha ampliando constantemente, principalmente por el hecho de estar exponiéndola a nuevas ideas provenientes de nuevos libros en un entorno nuevo (y más positivo). He estado más relajado y listo para trabajar que nunca, sin sentirme influenciado por algún sentimiento extra.

 

Si queres darle una chance, es un hábito diario bastante fácil de seguir …

 

  • Tenés que convertirlo en una prioridad. Una verdadera prioridad. Colocándola por encima de todo lo que tengas que hacer en tu día.
  • Tenes que comprometerte con los 3 límites expuestos. Leer. Beber. Nada de tecnología.
  • Esto, para mí, solo funciona con el té. El café me estimula y el vino me emborracha.

 

Aquí esta un escrito que amo. Es de George Orwell ( el autor de “1984”) sobre cómo hacer té : George Orwell’s 11 golden rules for making tea

 

No sabés nada sobre el te ? Este es un buen comienzo: A Guide to Types of Tea – The Epicentre

 

 

Enlaces Relacionados

El Sencillo Arte de Lograr lo que se Quiere

Daniel Day-Lewis no es alguien que tenga toda fama que merece.

 

Seguramente vas a reconocer su rostro en films como Gangs of New York y Lincoln, si es que sos alguien que ve muchas películas, pero él no es exactamente un hombre que aparezca en revistas de chismes o en algún programa de entrevistas.

 

Sin embargo, su tranquila reputación personal, se contrapone a las aclamaciones recibidas de parte de toda la comunidad de Hollywood

 

Ha sido premiado con un Oscar al Mejor Actor en tres ocasiones diferentes. Lo que supera a lo logrado por cualquier otro actor masculino en la historia del cine.

 

Esto tampoco ha sido un golpe de suerte. Day-Lewis es ampliamente considerado como uno de los actores más talentosos de su generación, incluso se ha mencionado que el puede ser uno de los mejores de todos los tiempos. En 2014, el recibió el título de Caballero en el Palacio de Buckingham por sus servicios al arte del Drama por parte de la Familia Real Británica.

 

Curiosamente, existen muchas diferencias visibles sobre la forma de enfocar su arte en comparación con la mayoría de las otros actores.

 

Por un lado, es conocido como un actor “del método”. El se compromete completamente a cada rol que desempeña literalmente viviéndolo realmente. Ha habido casos en los que ha permanecido en su personaje a lo largo de todo el rodaje de una película, incluso al punto de perjudicar su salud.

 

Rara vez hace pública su vida personal, y tiene muy pocas entrevistas y apariciones más allá de la promociones de sus películas.

 

Lo más curioso , sin embargo, es que solo ha protagonizado 6 películas diferentes desde 1998, con espacios de 5 años entre cada proyecto.

 

Generalmente las personas más exitosas son prolíficas, sin embargo, Day-Lewis ha podido hacer una carrera aunque no lo sea. Algo no tiene sentido.

 

No se trata solo de elegir

 

Existe una cita concisa del autor francés Antoine de Saint-Exupery que, cuando se traduce , dice algo parecido a lo siguiente,

 

“La perfección se logra no cuando no queda nada por agregar, sino cuando ya no queda nada por quitar”.

 

A menudo encontramos que los diseñadores, en particular, aprecian esta línea de pensamiento.

 

La razón de esto es que la mayoría del arte visual está inspirado tanto por lo que no existe directamente como por lo que si lo hace. El espacio en blanco alrededor de un objeto es tan importante para una imagen como lo que se encuentra en el foco de la misma.

 

La mayoría de nosotros tiene un sesgo intuitivo cuando pensamos acerca de elegir. Esto es lo opuesto al método de pensamiento anterior. A menudo consideramos la elección como una cuestión de selección. Vemos diferentes vías y opciones, y tratamos directamente de elegir la que nos atrae más.

 

Esta forma de decidir no solo es abstracta, sino que también pasa por alto el hecho de que la mayoría de las veces el acto de seleccionar se trata tanto de decir “no” como de decir “sí”. De hecho, el hábito de decir “no” es a menudo más importante.

 

Cuando el sesgo acerca de elegir se enfoca como un proceso de decir “sí”, también colocamos piedras en nuestro propio camino, ya que si esta es tu respuesta predeterminada, entonces es probable que vas a decir “sí” a muchas más cosas de las que deberías, y esta es generalmente una de las formas más habituales de perder el foco.

 

En la mayoría de los casos, tu vida no está determinada por lo que elegiste, sino por lo que decidiste eliminar. Está inspirada por el hecho de reducir las distracciones, no por agregar compromisos.

 

Esta inversión del pensamiento nos da un poco más de información sobre cómo Daniel Day-Lewis logra hacer lo que hace con tanto éxito.

 

El Poder de un Filtro

 

Una gran estrella hace mas o menos en promedio una película nueva por año.

 

Si imaginamos una carrera a lo largo del período de tiempo en el que Day-Lewis lanzó solo 6 películas nuevas, entonces podemos inferir que la mayoría de los actores o actrices de similar éxito hubieran hecho alrededor de 15 a 20 películas.

 

Esto es tres veces más productividad. ¿Qué hizo él en todo ese tiempo?

 

Para Gangs of New York, contrató a un carnicero para ser su aprendiz de modo de poder perfeccionar una pequeña parte de su rol. Durante el rodaje, el mantuvo el acento neoyorquino y se negó a usar un abrigo para poder permanecer en su papel incluso cuando estaba enfermo de neumonía.

 

En su preparación para Lincoln, se dice que le pidió al director Steven Spielberg un año entero para enfocarse en el papel. En ese tiempo, leyó más de 100 libros y trabajó con maquilladores para esculpir su cuerpo como el de Lincoln.

 

Si bien todo esto es bastante extremo, también explica cómo logra hacer lo que hace. El posee un filtro de selección de proyectos muy estricto que lo protege de hacer algo diferente de aquellas cosas en las que realmente necesita enfocarse para lograr su mejor rendimiento. De hecho, incluso rechazó el papel de Abraham Lincoln cuando lo recibió por primera vez.

 

El hecho de decir “no” a tantos proyectos le permite decir “sí” completamente a los realmente importantes de una manera que muy pocos logran hacerlo.

 

Es cierto que la mayoría de las estrellas no ponen tanto esfuerzo en cada proyecto como Day-Lewis, pero es evidente que los exitosos también tienen sus propios filtros de selección. Si están trabajando al ritmo una película nueva cada año, y lo hacen bien, entonces tienden a limitar otros proyectos, incluso si existe una buena oportunidad.

 

Los filtros de selección te protegen de perder el tiempo en cualquier cosa que no sea lo importante. Ese enfoque es lo que finalmente hace la diferencia.

 

¿Realmente Podes Lograr Cualquier Cosa?

 

Sería ingenuo sugerir que cualquier persona pueda hacer absolutamente todo lo que desee. Hay demasiadas variables que entran en juego.

 

Dicho esto, tampoco está tan lejos de la verdad. La mayoría de las cosas que impiden a la gente obtener lo que quieren son imaginadas por ellos mismos. Excusas como la falta de talento o de tiempo pueden ser reales, pero a menudo no lo son.

 

El verdadero problema es generalmente la falta de foco, dedicación a largo plazo y la escasa voluntad para sacrificar algo bueno a cambio de algo sobresaliente.

 

No se puede obtener todo lo que se quiere, y esto es un hecho.

 

No podes lograr que cada película que hagas se considere una obra maestra y, al mismo tiempo, hacer una nueva cada año. No podes decidir estar abierto a cada nuevo proyecto, al mismo tiempo que esperar poder hacer un gran progreso en esa área específica que realmente importa.

 

Los compromisos siempre existen. Sin embargo, si existen filtros de selección fuertes, y si te sentís cómodo con la idea de comprometerte solo en una o dos cosas durante un período extenso, entonces prácticamente no hay nada que no puedas lograr.

 

Es casi imposible no progresar en algo que se convierte en un compromiso excluyente. La mayoría de la gente simplemente no se siente cómoda con esa idea.

 

Otra forma de decirlo es la siguiente: lo más probable es que puedas lograr cualquier cosa que te propongas, pero esto también significa que no vas a poder tener todo lo que deseas.

 

Tu vida está moldeada por aquellas cosas a las que les decís que “no”. Hay que rechazar sabiamente.

 

 

 

 

Enlaces Relacionados

¿Son los libros mejores que la televisión?

Cómo ambos nos afectan en diferente manera

 

En general se tiene la percepción de que los libros son buenos, mientras que la televisión no lo es. Luego de pasar un día acurrucado con un libro sos un intelectual, pero si pasas un día viendo tu programa favorito te convertís en un adicto a la televisión.

 

De manera similar a conceptos a como “el caramelo te da caries” y “tomar sol es malo para nuestra piel”, es conocimiento popular que leer libros es bueno. Aumenta tu cultura general y te hace pensar. En cambio ver televisión mata nuestras neuronas.

 

¿Por qué es así? ¿Por qué mirar televión no puede ser tan educativo como leer un libro? Por ejemplo: ¿Ver Game of Thrones, te hace perder algo de inteligencia mientras que la lectura de  libros hace exactamente lo opuesto?
Después de todo, hay todo tipo de libros. Algunos buenas y otros mal escritos. Lo mismo pasa con los programas de la televisión. ¿Es el escenario tan simple como el categorizar libros como buenos y la televión como mala?

 

Que dice la ciencia acerca de los libros y la televisión

 

En 2013, se realizó un estudio en la Universidad de Tohoku en Japón. Un equipo liderado por Hiraku Takeuchi examinó los efectos de la televisión en los cerebros de 276 niños, incluyendo la cantidad de tiempo que pasaron viendo televisión y sus efectos a largo plazo.

 

El investigador Takeuchi encontró que mientras mas tiempo pasaban los niños mirando TV, las partes del cerebro asociadas con los niveles de excitación y agresión se volvian más prominentes. El lóbulo frontal también se volvia mas grueso, algo que disminuye la capacidad de razonamiento verbal.

 

Mientras mas horas de televisión miraban los chicos, más bajos eran los resultados que tenian en las pruebas verbales. Este tipo de efectos negativos en el cerebro ocurrieron independientemente de la edad, género y antecedentes económicos.

 

En el mismo año, se realizó un estudio sobre cómo la lectura de una novela afectaba al cerebro. Gregory Burns y sus colegas de la Universidad de Emory querían ver los efectos antes y después de la lectura a través tecnología de Resonancia Magnética.

 

A los estudiantes universitarios se les pidió que leyeran “Pompeya” de Robert Harris, un thriller basado en la erupción del Monte Vesubio en Italia. El libro fue elegido debido a su potente narración y por tener una trama dramática basada en hechos reales.

 

Después de leer esta novela, los estudiantes habían aumentado la conectividad en partes del cerebro que estaban relacionadas con el lenguaje. También hubo una mayor actividad en la región sensorial del cerebro, lo que sugiere que los lectores experimentaron sensaciones similares a las de los personajes del libro.

 

También hay efectos a largo plazo al leer libros. La lectura mantiene tu mente alerta y retrasa el deterioro cognitivo en los ancianos. La investigación incluso encontró que la enfermedad del Alzheimer es 2,5 veces menos probable que aparezca en personas mayores que leen regularmente, mientras que la televisión se presentó como un factor de riesgo.

 

Seis minutos de lectura pueden reducir los niveles de estrés en un 68 por ciento, según investigadores de la Universidad de Sussex. La lectura superó otras actividades de relajación, incluyendo escuchar música (61 por ciento), beber té o café (54 por ciento), y dar un paseo (42 por ciento).

 

Por que estas actividades tienen efectos opuestos

 

Hasta este punto, la lectura parece mucho mejor que mirar televisión: Podemos ver que calma la ansiedad, aumenta el lenguaje y la capacidad de razonamiento , e incluso permite mantenerse ágil mentalmente a medida que se envejece. Al contrario, la televisión, tiene el efecto opuesto.

 

Pero todavía no hemos visto por qué pasa esto.

 

Veamos primero un estudio sobre cómo los niños preescolares y pequeños interactúan con sus madres en ambas actividades.
Los resultados mostraron que al ver televisión se reduce ligeramente la cantidad y calidad de la interacción entre madre y niño. Durante un programa de televisión educativa, las madres tenían poco para comentarle a sus hijos, y si lo hicieron, no estaba relacionado con lo que los hijos decían.

 

Por otro lado, al leer libros juntos ellos aumentaron la cantidad y la calidad de la comunicación. Las madres tenían más chances de hacer preguntas a sus hijos, responder a lo que ellos decian y a sus preguntas e incluso podian explicar conceptos con mayor detalle.

 

Más allá de lo anterior, el problema no esta sólo relacionado a la calidad del programa de televisión o el libro. Parece ser que la naturaleza de las actividades en sí mismas es lo que causa las diferencias.

 

La televisión está diseñada para ser pasiva. Después de poner un programa que te gusta, vos podes sentarte y ver como se desarrolla todo sin ningun esfuerzo de tu parte. Hay menos probabilidades de detenerse a reflexionar sobre lo que esta pasando.

 

La televisión también presenta ideas y personajes a un nivel superficial. Los programas no se dan el lujo de describir o explicar las situaciones en gran detalle, ya que necesitan mantener a sus espectadores entretenidos desde un punto de vista visual. Los programas de televisión tienen justamente un ritmo rápido para evitar que la gente cambie el canal.

 

Los libros, por el otro lado, son una forma más proactiva de entretenimiento y aprendizaje. El lector tiene que concentrarse en lo que se dice y pensar en los conceptos presentados en el libro. Cuando leemos, estamos obligados a usar nuestra imaginación para completar lo que falta.

 

Los libros también tienen la ventaja de poder describir todo con mayor profundidad. Mientras que la televisión se compone principalmente de diálogo entre los personajes, en los libros se puede llevar a los lectores a través de diversas escenas, los pensamientos de personajes y generalmente proporcionan un dialogo más completo.

 

Ahora que hemos visto los beneficios de la lectura, ¿Cómo podemos incorporar más de ella en nuestras vidas?

 

Alejarse del entorno habitual

 

Si estás constantemente pegado a tu televisor, es en gran parte debido a tu entorno. Integrate con personas que hablan de programas de televisión y tendrás más chances de verlos. Ubicate cerca del control remoto y se hace más fácil encenderla. Encendela ni bien llegues a tu casa y esto se convertirá en un hábito.

 

¿Cómo se puede pasar de mirar televisión a leer algo que te ayudará a crecer como persona?

 

Lo primero que se puede hacer para romper el hábito es cambiar tu entorno. Estar en el mismo lugar por mucho tiempo te influye a seguir haciendo las mismas cosas. Pero vas a un lugar completamente nuevo e inmediatamente se abandonan los viejos hábitos.

 

Por ejemplo, si viajás a otro lugar, tenes que adaptarte inmediatamente y crear hábitos diferentes. Estás expuesto a una forma de vida diferente, y tus actividades cotidianas cambian drásticamente. El viejo hábito de mirar televisión puede variar fácilmente de 5 horas al día a cero cuando estas en un nuevo ambiente.

 

Aunque no sea factible mudarse definitivamente a un nuevo sitio , es posible tomar un pequeño descanso en tu rutina. Tomarse un tiempo y viajar da una diferente perspectiva sobre la vida cotidiana, y te obliga a desarrollar nuevas rutinas. Cuando vuelvas a tu casa, se puede empezar con nuevos hábitos.

 

También podes cambiar tu ambiente reorganizando tu espacio actual. Usando el concepto de señales ambientales, yo recomiendo configurar un espacio de oficina y entretenimiento de manera tal que sea más fácil hacer actividades productivas.

 

Elegí los libros adecuados

 

El próximo paso que se puede dar es elegir el tipo de libro que te de el mayor beneficio. Si existe la opción entre un e-book y un libro convencional, hay que elegir el segundo.

 

Aquí tenemos algunas razones sobre el porque los libros en papel son mejores:

 

  1. Los lectores que utilizan libros en papel tienen una mayor facilidad para recordar el contenido que los usuarios de libros electrónicos. Los libros tradicionales ofrecen una sensación de progreso a medida que se avanza por sus páginas, junto con una mayor inmersión (es decir, no se puede hacer clic para navegar lejos del libro), lo cual es clave para absorber la información.
  2. La luz de los e-readers interfiere con los patrones de sueño, mientras que los libros de papel en realidad te ayudan a dormir mejor (Nota: Los lectores retroiluminados son una excepción ).
  3. Usar dispositivos electrónicos como e-readers está relacionado con niveles más altos de tensión y depresión. Los libros tradicionales, por otro lado, ayudan a reducir el estrés.

 

Si no estas seguro de cuándo programar alguna lectura, trata de reservar tiempo por la mañana o al finalizar el día.

 

A mí me gusta dedicar media hora antes de dormir para leer un libro. No es mucho tiempo, y también me ayuda a relajarme.

 

Durante el día, a menudo llevo un libro cuando salgo en caso de que tenga que esperar o por si tengo un poco de tiempo libre.

 

Si no sabes que leer, podes intentar ver mi lista de libros y ver que es lo que te interesa. He descubierto que leer un buen libro me ayuda a desestresarme y me da nuevas ideas para progresar.

 

Si los libros te recuerdan esos tristes momentos de lectura obligatoria en la escuela, tratá de elegir un libro sobre algún tema que te interese. Creo que vas a encontrar que la lectura ayuda tu crecimiento personal en formas que la televisión no puede reemplazar.

Enlaces Relacionados

ARTÍCULO ORIGINAL en idioma inglés
AUTOR: Melissa Chu

Tu trabajo cotidiano no tiene porque matar tu creatividad

Ignora los mitos de los “Millenials”. Así es como la gente a lo largo de la historia ha demostrado que tener un trabajo diario puede informar e incluso inspirar su creatividad.

 

¿Cuántas veces durante esta semana pensaste, sentiste o dijiste: “Ojalá tuviera más tiempo?”

 

El tiempo, o nuestra carencia de él, es una obsesión contemporanea, ¿correcto? Todos deseamos tener más tiempo , deseamos tener más control sobre el tiempo y también deseamos que nuestra necesidad de hacer dinero no nos tomase tanto de él.

 

Porque si tuviésemos más tiempo, ENTONCES escribiríamos ese libro, nos iríamos a ese viaje o comenzaríamos ese proyecto. Por supuesto que lo haríamos: Si sólo tuviésemos más tiempo.

 

Y tiene sentido pensarlo.

 

Los trabajos pueden ser agotadores. Las personas aburridas y abatidas que ves en el tren suburbano son un testimonio vivo de eso. Es tan fácil sentir que tu vida es sólo un continuado de sueño, trabajo, repetición… frustrante.

 

¿Pero qué sucedería si  decidís comenzar a ver tu trabajo como una oportunidad en lugar de una restricción ?

 

¿Qué pasaría si tu falta de tiempo fuera, de hecho, una estructura mental?

 

¿Y si  tu trabajo cotidiano no es el que te retiene, sino tu mismo?

 

T.S. Eliot escribió The Waste Land mientras trabajaba como banquero, porque le gustaba el hecho de que sus actividades creativas no estuvieran siendo anuladas por la necesidad de ganarse la vida. Kurt Vonnegut fue publicado mientras trabajaba como vendedor de automóviles. Lewis Carroll fue en realidad un matemático de tiempo completo llamado Charles Lutwidge Dodgson. J. R. R. Tolkien pasó toda su vida trabajando en el mundo académico. El señor de los anillos fue su actividad alternativa.

 

Kate White, que es mi ejemplo favorito de los tiempos modernos, fue la editora en jefe de la revista Cosmopolitan y, en su tiempo libre, escribió siete (sí, siete) novelas de suspenso que figuraron entre las más vendidas. Si esto no es una prueba de que un trabajo exigente realmente puede darle un mejor flujo de pensamiento, entonces no sé qué es.

 

¿Y qué sobre los que crean gracias,  y no a pesar , de su trabajo ?

 

Charles Bukowski escribió prosa brillante sobre personajes cotidianos y sin futuro porquefue cartero. Charlotte Bronte creó los ásperos mundos de Jane Eyre y Villette porque fue una institutriz.

 

Esto es así: Los trabajos cotidianos pueden incluso inspirar un proyecto creativo. porque lo que mata tu creatividad no es el trabajo sino tu mismo.

 

Y si esos malditos hicieron magia durante sus momentos libres, entonces yo también puedo, y vos también.

 

No estoy diciendo que sea fácil. No lo es. Ser más consciente de tu tiempo y establecer límites con tu trabajo diario es difícil. Pero es posible, si realmente se quiere que lo sea.

 

Es posible agregar 30 minutos de ejercicio a tu día, ya que realmente da más energía. Es posible despertarse 30 minutos antes para que puedas escribir en tu mejor momento mental, en lugar de dárselo  a tu bandeja de entrada desbordante de correos electrónicos. Es posible decir que no a las cosas que realmente no se quieren hacer. Es posible ser consciente de como se gasta tu energía y tomar parte de ella para vos mismo… Es posible….

 

Tu trabajo cotidiano sólo te define, o restringe, siempre que lo permitas.

Enlaces Relacionados


ARTÍCULO ORIGINAL en idioma inglés
AUTOR: Bianca Bass

4 Estrategias efectivas para organizar tus notas en Evernote

Se puede pensar en Evernote como un motor que ayuda a mantener tu mundo funcionando.

 

Pero, cómo conseguir que ese motor trabaje perfectamente?

 

En realidad no importa qué tipo de “motor” se desea, lo importante a recordar es que el sistema de información resultante debe reflejar tus necesidades.

 

Una familia de cuatro integrantes no va a necesitar un coche deportivo tanto como una minivan o un utilitario. Es lo mismo para Evernote: te recomendamos saber cuáles son tus desafíos y luego decidir qué sistema organizativo te va a ayudar a hacer las cosas de una manera mas productiva.

 

Dado que el poder de Evernote esta en su flexibilidad, las discusiones sobre qué sistema organizativo es mejor, siempre están presentes en Foros, Redes Sociales, etc. Para cada individuo que use el producto, hay formas ilimitadas para aprovecharlo: Desde el uso de “Libretas apiladas” a las etiquetas , pasando por no usar ningún sistema en absoluto, aquí te damos un resumen de algunos de los métodos de organización más usados.

 

1. Búsqueda

 

Nivel de dificultad: Fácil
Nivel de Mantenimiento: Fácil

 

Uno de los grandes peligros al adoptar un sistema para organizar nuestras notas es pensarlo demasiado:

 

Qué guardar?

 

Cómo categorizar el contenido?
Cómo encontrarlo más tarde?

 

Teóricamente, no es necesario organizarse en lo absoluto. Podrías crear un número ilimitado de notas y confiar en el motor de búsqueda de Evernote para encontrar contenido en ellas, incluso texto que se encuentre dentro de archivos adjuntos en formato PDF.

 

Confiar en la búsqueda como forma de estructura organizativa también te permite importar toneladas de contenido desde afuera del Evernote sin preocuparte acerca de qué libretas o etiquetas vas a usar. Se puede capturar contenido directamente de la web, enviar correos electrónicos directamente a Evernote, o incluso usar aplicaciones que captan contenido como IFTTT, Zapier o Scannable.

 

2. Etiquetas

 

Nivel de dificultad: Moderado
Nivel de Mantenimiento: Moderado

 

Con Evernote se puede agregar todas las etiquetas que desees a cada nota ingresada. Sin embargo etiquetar, o no, esa es (muy) a menudo la pregunta.

 

Lo más importante es que las etiquetas ayudan a crear una fundación adaptada a tus flujos de trabajo específicos. Para Michael Hyatt (1) , las etiquetas anidadas proporcionan una estructura necesaria que mantiene su sistema de presentación en la tarea y eficiente.

 

El gurú de los medios de comunicación social Bryan Kramer , por su parte, ve las etiquetas como una forma poderosa de archivar información (2) y encontrarla rápidamente como ayuda a su esfuerzo por construir su marca personal:

 

Ciertamente, el etiquetado puede parecer como una tarea algo tediosa al principio. Sin embargo, no es necesario marcar cada nota. Sólo las realmente importantes que te permitan archivar tu información para una búsqueda más fácil más adelante. Y si etiquetaste de manera equivocada, no hay porque preocuparse:Evernote tiene un sistema de organización amigable que te permite recordar tu última búsqueda e incluso sugerir referencias cruzadas.

 

(3) N.de R: Ver la lista de recursos y guías para el uso de etiquetas de Evernote ( en idioma inglés ) al final del artículo

 

3. Pilas de Libretas
Nivel de dificultad: Moderado
Nivel de Mantenimiento: Fácil

 

Si las notas son lo mas importante para la forma en que se almacena tu contenido, entonces vas a querer ser capaz de estructurarlas de tal manera que se adapten a tus necesidades: Una de las mejores maneras es hacerlo mediante las Libretas Apiladas.

 

Como observa Stacey Harmon (4) , consultora de productividad de Evernote, las libretas apiladas son uno de los pilares para tener éxito usando Evernote:

 

Las libretas individuales y las “Pilas de libretas” proporcionan una organización sencilla para tus datos en Evernote ya que se pueden agrupar visualmente las notas y los proyectos de la manera que mejor te convenga. Se puede pensar que las libretas comunes funcionan como carpetas de documentos ( las notas dentro de la libretas ) , y las libretas apiladas como cajones de un archivador donde colocar esas carpetas.

 

Harmon enfatiza que es vital adoptar la búsqueda de un sistema que te funcione bien para cada persona. Evernote es lo suficientemente flexible como para poder establecer una estructura para la organización de las notas, y si no te gusta, es relativamente sencillo adoptar una nueva estrategia rápidamente.

 

“No tengas miedo de crear libretas comunes y apiladas, y organizarlas como quieras”, dice Harmon. “No es difícil cambiar la estructura de ambas. Una vez que los datos se encuentran en Evernote, es fácil moverlos a donde se quiere, sólo hay que aprender cómo. La mayoría de los usuarios pasan por varias versiones de su esquema de organización de libretas a lo largo del tiempo. Lo que se mantiene en Evernote evoluciona de la misma forma en que cómo desarrollas tu negocio también evoluciona. “

 

4. Títulos de las notas

 

Nivel de Dificultad: Desafiante

 

Nivel de Mantenimiento: Moderado

 

También se pueden usar los títulos de las notas para crear un sistema organizativo tan flexible como se pueda imaginar

 

El autor Jamie Todd Rubin prefiere crear convenciones para los nombres de las notas que no sean redundantes y que ayudan a usar la búsqueda de una forma más flexible. Por ejemplo, definió una estructura de nombres que le ayudan a entender qué libros ha leído en un momento dado.

 

“…Mantengo un registro de todas mis lecturas en Evernote. Me gusta saber cuando empecé a leer algo y cuando lo terminé. (Tengo toda una colección de scripts que extrae analíticas interesantes de estos datos.) Si quiero ver la lista de cosas que he leído de Stephen King en el año 2013, por ejemplo, podría ejecutar una búsqueda simple que se vea así: 2013 by Stephen King..”

 

Las convenciones de nomenclatura también pueden usarse para organizar notas dentro de las libretas. Para aprovechar este truco, ayuda saber:

 

– Los caracteres especiales (. _ @ #!) se muestran antes que los números.
– Los números (0 – 9) se muestran después que los caracteres especiales y la puntuación, pero antes de los caracteres alfabéticos.

Enlaces Relacionados


ARTÍCULO ORIGINAL en idioma inglés:
AUTOR: Taylor Pipes

REFERENCIAS del artículo en idioma inglés:
(1) Michael Hyatt – How I organize Evernote :
(2) Brian Kramer – A peek inside how I use Evernote to organize my life :http://www.bryankramer.com/a-peek-inside-how-i-use-evernote-to-organize-my-life/
(3) Lista de recursos y guías para el uso de etiquetas:
(4) Stacy Harmon – The ABC’s of organizing your Evernote notebooks: